Wednesday, September 07, 2011

Edición social en Reuters

Seleccionar, agregar en un flujo, valorar y comentar. Es la receta de Counterparties, el nuevo agregador lanzado por Reuters y creado por su bloguero Felix Salmon con la colaboración de Ryan McCarthy de Percolate, un sistema para crear un flujo de contenidos filtrado con los contactos en las redes sociales y las fuentes RSS de cada medio o periodista.
Reuters se une a la agregación inteligente y humana. Liderada por eso que se ha dado en llamar curadores (curators) digitales para aspirar a crear un motor de contenidos que ayude a encontrar información de interés gracias al criterio social y profesional.
El ya viejo adagio de que la información es una conversación se materializa cada vez más. La agregación inteligente y selectiva gana valor cuando lectores interesados y conocedores de los temas comparten opiniones, criterios, comentarios y fuentes.
Para los medios especializados, con públicos interesados y expertos, esa mezcla de selección y flujo social puede convertirse en una ruta interesante para solucionar en parte el problema de la saturación informativa.
Nada mejor que el conocimiento de otros para aumentar el propio.
Counterparties está editado con la intención de ser útil para quienes siguen la información de negocios y economía sin la presión del material propio, el de Reuters, sino de señalar a los lectores los contenidos de interés de otros medios con la visión personal de Salmon y sus fuentes habituales.
La edición aprovecha las oportunidades de los medios y las aplicaciones sociales para compartir en tiempo real información de interés. Al estilo de lo que Jim Romenesko hizo tan bien en Poynter y enseño a una generación de periodistas.
Es una de las ventajas de los medios sociales, de la integración en tiempo real del flujo social (ejemplo Bin Laden)
Me sigo resistiendo a la moda de llamarle curadores, esa mala traducción del inglés utilizado para los directores o gestores culturales, de museos, etc. Prefiero para esa función periodística el nombre de editores sociales. Si por gestores de comunidad o sociales (community managers) entendemos a quienes se ocupan de promover a actividad social de los medios, los editores sociales unen a esa función la de guiar la conversación con su selección y edición de contenidos. No sólo crean agenda seleccionando contenidos, sino también con la comunidad que crean y la conversación que animan y moderan.
Productos como Counterparties ofrecen una edición social profesional y activa más allá de las nuevas aplicaciones de agregadores sociales como Flipboard o Zite, recientemente adquirido por CNN. Hunde sus raíces en la trayectoria de The Slatest y su relanzamiento en abril pasado.
¿Agregar o producir contenidos?
La respuesta para el periodismo en una edición social de calidad para superar la disputa Bill Keller/Arianna Huffignton.
El periodismo no puede ser sólo agregar. Un selector no es suficiente. Hasta ahí basta la labor de cada usuario. La agregación periodística real ni puede quedarse en recolectar contenidos ni en aplicar todas las técnicas de SEO posibles para ganar tráfico fácil.
Un editor social debe sumar información a los contenidos que selecciona y comparte, y criterios a la comunidad que crea y gestiona.
Es entonces cuando el medio se convierte en una plataforma social para la información y la participación de calidad. Y cuando la edición periodística mejora con la suma de las herramientas digitales y sociales a los criterios informativos que siempre han distinguido a los buenos de los malos editores.

5 comments:

  1. Juan, muy bien lo que planteas y dices. Aunque no termina de gustarme el nombre de "editores sociales", porque en parte es circunstancial y fruto del no querer usar "curadores" o similares, en lo que te acompaño. Pero todos los medios de comunicación son "sociales" o "públicos", en último caso. Me gustaría que cuajara más la expresión "editor de flujo", aunqeu parezca extraña a primera vista. Pero es una descripción del trabajo en cuestión... En fin, gracias por esta entrada. Un cordial saludo, JJ

    ReplyDelete
  2. Públicos, sí. Sociales, muchas veces lo dudo. En todo caso, editores de flujo creo que puede confundir porque puede haber un flujo de contenidos y una agregación de los mismos sin actividad y gestión social.
    Seguimos buscando terminología, aunque lo importante es el periodismo social de calidad.

    ReplyDelete
  3. OK, sigamos buscando. Cierto que lo público y lo "social" no coinciden. Cierto que lo que importa es la calidad de la comunicación pública, sea en cualquiera de sus grandes formas: periodismo, publicidad, propaganda (o comunicación institucional o relaciones públicas) y 'ficciones' para entretenimiento. Calidad que implica de entrada esclarecimiento o falta de cunfusiones subrepticias o casuales. Cada gran forma tiene sus modos y criterios de calidad, que se desvanecen en la confusión entre ellas. La gestión social es algo que ahora va bien en el periodismo, y que no estaría de más que estuviera presente también en las otras formas de comunicación pública. A buen seguro, algo ganarían en calidad.

    ReplyDelete
  4. Enfocando desde otro punto de vista, creo que cualquier negocio solo puede subsistir si ofrece valor añadido a la materia prima con la que opera.

    Siendo la información esa materia prima en lo comunicacional y dando por sentado que la información no institucional (y parte de la institucional) ya se encuentra de una u otra forma en la Red, el valor añadido sería la aportación de criterio.

    Así, el papel de los editores sociales quedaría enmarcado en esa aportación de criterio e inteligibilidad..

    ReplyDelete
  5. La innovación en la edición social participativa respecto a la anterior es que al criterio periodístico se puede sumar un criterio social interesante su crea una comunidad de calidad.

    ReplyDelete