lunes, noviembre 28, 2011

La amenaza de TV3

TV3 amenaza: el recorte de un 13% en la aportación de la Generalitat de 260 millones de euros anuales obligará a abandonar el fútbol en abierto. La crisis de las autonómicas llega hasta TV3, líder de audiencia en Cataluña y, como el Barça, más que una televisión. Un proyecto hasta ahora intocable, sostenido por todos por su importancia cultural y política. La líder de las televisiones autonómicas públicas no está a salvo de una crisis de audiencia y negocio que revela los excesos y el gigantismo de un modelo insostenible.

Columna completa en Estrella Digital

jueves, noviembre 24, 2011

Móvil y convergencia 2.0

Los rumores se disparan: Amazon quiere un móvil después de lanzar su tableta Kindle Fire, Facebook también. Es la ley de la convergencia 2.0: la integración de servicios, lo social y lo físico en el aparato que identifica a cada ciudadano como usuario y consumidor. En el negocio está la otra parte de la razón, Amazon es la mayor tienda digital y Facebook el lugar donde todo el mundo está. Ninguno de los dos se resigna a depender de los dos grandes de los teléfonos inteligentes, Apple y Google.

La unión de redes sociales y móvil es el eje de la identidad de dominio público, la que los usuarios publican y comparten con otros en todo momento y desde cualquier lugar. Telefónica ya lo intentó convirtiendo a Tuenti en un operador virtual para atraer a la clientela más joven y otras telefónicas ofrecen móviles con acceso directo a Facebook.

Amazon es la firma que más ha acortado y socializado las compras sin que sus clientes se codeen en una tienda física. En la era del consumo inmediato y social, los grandes almacenes de Jeff Bezos se están convirtiendo en una empresa de hardware. Su lector Kindle y su tableta facilitan y aumentan el consumo de sus clientes cuando los contenidos están en la nube, los servidores donde también domina.

Internet es el sistema operativo de la globalización, Facebook la mayor plataforma social y Amazon la de comercio electrónico. Las redes sociales son plataformas de comunicación e identidad, gran parte de ella se construye con lo que consumimos y compartimos. El móvil borra las fronteras entre lo físico y lo digital con la geolocalización, los códigos QR o el pago desde el teléfono. Es la llave de la convergencia y el consumo 2.0.

La historia de la tecnología mitifica las batallas entre los dueños del software (Microsoft) y el hardware (Apple). Cuando los dispositivos son un commodity y los sistemas operativos se abren (Android) y comparten, todos se pelean por tener sus propios soportes, como los viejos medios y negocios analógicos. La gran diferencia es que los analógicos se agotan en sí mismos mientras los digitales son conexiones entre redes, personas y cosas.

Columna en los medios de Vocento

martes, noviembre 22, 2011

El beso de Rajoy


Mariano Rajoy celebró su victoria electoral con un beso a su mujer Elvira Fernández. El hombre tranquilo revela su emoción. Inaudito. La prensa nacional de derechas no se ha atrevido con semejante exceso en sus portadas a pesar de que editores y directores hacen cola y ofrecen su mano y su mejilla al nuevo presidente. A Rajoy no le quedarán besos para TVE ni para las autonómicas. En Efe se espera una integración que algunos creen el fin de la agencia, el cine ya está movilizado para encontrar financiación alternativa a las televisiones y en la sociedad de la información se espera el fin del canon digital y la prometida reflexión sobre el agotado modelo de propiedad intelectual.

Columna completa en Estrella Digital

lunes, noviembre 21, 2011

Rajoy también ganó en Twitter

Fuente: PP

A pesar de llegar más tarde, @marianorahoy también ganó en Twitter a @conRubalcaba, ahora @_Rubalcaba_. Menos propuestas, pero más respuestas a los usuarios en porcentaje, aunque no en tuiteos totales: 2.800 de Rajoy contra 6.500 del candidato socialista.
El equipo de Rubalcaba precisa que su efectividad fue mayor: "Rajoy tuvo 114.671 seguidores y le retuitearon 29.601 veces. RbCb tuvo 77.561 seguidores y 69.091 retuiteos".
Pero la empatía con el candidato popular también funcionó en Twitter.

jueves, noviembre 17, 2011

Contra la telebasura

Bastó un disparo. Un grito de protesta replicado miles de veces en las redes sociales y La Noria se quedó sin anunciantes dos semanas después. Rebelión contra la telebasura de espectadores hastiados de lo que otros ven. Marcas que descubren a destiempo la burda planificación de sus campañas y la mancha de la mala imagen que se les pega a la busca de audiencia. La telebasura expuesta y desvelada, como decía el filósofo Gustavo Bueno: la telerrealidad nos devuelve la basura de la propia sociedad. La rebelión contra la telebasura y la pronta retirada de los anuncios refleja la imagen deformada de una televisión y una publicidad amorales.

La Noria es basura. Puro sensacionalismo donde sólo el dinero es verdad. Dinero para producir el programa, sus aires justicieros, la banda de linchamiento de sus gritones contertulios. Dinero para confesiones forzadas, criminales o faranduleras. La narrativa de la mierda camuflada con el glamour del prime time. Rentabilidad de audiencia con bajo coste: su dinero no paga el coste de la programación de calidad.

¿Nadie se dio cuenta antes? ¿No sabían los anunciantes dónde se veían sus spots o no les importaba? ¿Basta ya de tanta basura? La audiencia de televisión se divide en tragones y gourmets. Los primeros, los agotados del trabajo, los cansados para hablar, las parejas y familias sin nada que decirse, los cotillas, los que huyen con la telebasura de su vida de mierda aseguran share y GRPs. Negocio para unos, entretenimiento para otros.

Pero el dinero es timorato e hipócrita. Con el grito se asusta. Los ejecutivos se espantan, reclaman a las agencias y a las centrales de medios. Huyen del ojo crítico y acusador.

Como La Noria hay muchas horas de telebasura, desvergonzada o camuflada. Ahí sigue, desvelando que la videocracia la elegimos todos, votamos cada minuto. ¿Es la hora de la audiencia crítica? Podría, pero la escandalera más bien suena a una pequeña terapia que no hará otra televisión. Sólo un paréntesis para purgar nuestros remordimientos. El prime time nos perdone.

Columna en los diarios de Vocento

miércoles, noviembre 16, 2011

Twitter y aplicaciones contra el crimen

A Eva Hache la amenazaron en Twitter y la red social permitió a la Policía la detención del acosador. En Puerto Rico se acaban de superar el millar de asesinatos este año, un trágico récord para un país de cuatro millones de habitantes. Luis Romero Font, padre de una víctima de la violencia y fundador de Basta Ya PR, acaba de presentar una aplicación para móviles que permite denunciar diferentes tipos de delitos, geolocalizarlos y enviar fotos y vídeos directamente a la policía.
Seguridad 2.0: ciudadanos empoderados más allá de las instituciones y autoridades. Juntos para afrontar los problemas unidos por la tecnología. Una colaboración que ayuda a recuperar el espíritu cívico y a reconstruir un tejido social donde la participación y la confianza en los demás se une contra los problemas. Una red cívica y democrática potenciada por la tecnología.

Columna completa en Estrella Digital

lunes, noviembre 14, 2011

El bipartidismo aguanta

Los sondeos confirman las sospechas: la victoria del PP parece inapelable y el PSOE se hunde aún más. La confianza en los candidatos sigue siendo escasa, pero Rajoy mejora y Rubalcaba se desgasta. El bipartidismo se erosiona un poco, pero mucho menos de lo esperado tras la indignación de muchos ciudadanos, la protesta contra los recortes sociales y el debate en varias comunidades por las políticas restrictivas de los nuevos gobiernos autonómicos.
Por ahora no hay alternativa y otra vez se demuestra la brecha social y política entre la protesta en internet y las redes sociales, y la movilización de los ciudadanos más activistas frente a la mayoría de los votantes.

Columna completa en Estrella Digital

sábado, noviembre 12, 2011

La crisis une a El Mundo y ABC


La crisis acerca cada vez más a El Mundo y ABC. Los dos grandes diarios de la derecha continúan sufriendo y toman posiciones para un gobierno del PP con diferentes afinidades e intereses en el apoyo a Unidad Editorial o al diario nacional de Vocento.
Los dos siguen sufriendo la pérdida de difusión y se estrecha la distancia entre ambos a 25.000 ejemplares.
La difusión promedio de ABC en los nuevos primeros meses del año es de 229.100 ejemplares frente a 254.100 de El Mundo, superado por Marca con 255.000 ejemplares de media.

ABC ha reducido un poco sus magros resultados y con unas pérdidas (pdf) de 14,87 millones hasta septiembre mejora en un 2,2% sus resultados del año anterior. Si se descuentan los costes de la reestructuración del diario, principalmente los laborales, las pérdidas se reducen un 45% hasta 8,28 millones de euros.
El gratuito Qué sigue siendo el otro agujero de los diarios de Vocento, con unas pérdidas de dos millones de euros.


En El Mundo, la alarma está en la caída de la difusión, que el lanzamiento del kiosco de pago Orbyt no consigue compensar con 11.000 suscriptores de pago y 33.000 en total. Unidad Editorial registra una caída del 14,2% en los ingresos de difusión frente a una mucho menor del 2% en la publicidad.
Las pérdidas operativas del grupo se disparan hasta los 23,5 millones de euros en septiembre frente a los 800.000 que ganaba en 2010. Los ingresos totales bajaron a 360,8 millones frente a los 392 del año anterior, un 8%. El ebitda han caído un 90%, de 21,5 a 2,2 millones de euros.
El audiovisual lastra a los dos grupos. Veo TV es el gran fracaso de Unidad Editorial. La compañía espera revertir sus pérdidas desde enero, cuando Discovery se haga cargo del canal.
Vocento acaba de cambiar la estrategia de Punto Radio (pérdidas operativas de 7,3 millones) para vincularla más a ABC y el lanzamiento de La 10 en la TDT ha aumentado las pérdidas audiovisuales hasta 3,77 millones.


En internet, Unidad Editorial mantiene la ventaja del liderazgo de Marca.com y Elmundo.es. Los ingresos publicitarios online representan ya el 21% del total, muy por encima de Vocento o Prisa.
En Vocento, los negocios de internet han conseguido el break even y los ingresos publicitarios son ya el 13,6% del total, el 12% en los diarios regionales y el 9,6% en ABC.
Según los datos de EGM y el panel de Nielsen, Vocento mantiene el liderazgo en audiencia total gracias a los diarios regionales, seguido por Unidad Editorial.

La censura del PP y el control 2.0

Al PP no le gusta la sátira y ni la parodia. La fama y la imagen de los políticos son de cristal, más en campaña electoral. Mariano Rajoy y su equipo la han emprendido contra @nanianorajoy, un perfil de Twitter creado para satirizar al candidato conservador.
Twitter, diligente, se ha apresurado a censurar la página aludiendo usurpación de identidad, una disculpa tan estúpida como antidemocrática.
Si Aristófanes o Quevedo hubieran tenido que lidiar con semejantes timoratos no nos quedaría el retrato agudo de su época. Con tales abades los aplicados monjes escribanos no hubieran podido dejar entre sus piadosas glosas el humor que no sólo es patrimonio de la inteligencia, sino también de la libertad.
El PP se equivoca censurando internet. Primero, porque revela muy poco aprecio por las libertades que tanto enarbola como gallardete electoral. Pero también porque la reacción en las redes sociales –la etiqueta #freenaniano o el clon @nanianorajoy2- vuelve la censura en contra del censurador y atrae mucha más atención.
 Tan preocupante como la falta de cuajo democrático del PP es la privatización de los nuevos espacios públicos. El control y censura 2.0 de empresas como Facebook o Twitter. Ambas sentencian y censuran sin juicio ni defensa posible. Pasó en las elecciones de mayo con la página de Democracia Real en Facebook y acaba de ocurrir en Francia al semanario Charlie Hebdo tras el incendio de su redacción por su sátira sobre el partido islamista tunecino.
El control 2.0 deja a los ciudadanos sin derechos ni juicio. El nuevo espacio público de las redes, recortado por las opiniones arbitrarias y a menudo timoratas de empresas sin control social ni de sus usuarios cuando su riqueza está en los contenidos, el pensamiento y las palabras del público convertidas en páginas y relaciones.
El humor y la parodia son tan importantes para la democracia como nuestra santificada Constitución. Desafían al poder desde el principio de los tiempos y son el mayor estímulo para el pensamiento crítico de los ciudadanos. Como el premio nobel Harold Pinter nos recordó, “el lenguaje se usa hoy para mantener al pensamiento en un aprieto”. El lenguaje político sólo busca el poder. Mariano Rajoy lo cimenta a base de silencios prolongados y a la repetición de eslóganes que no admiten parodia. Quizá @nanianorajoy le provocara dudas en su propio discurso.
 A Twitter, Facebook y demás oligopolios digitales es hora de recordarles que tan importante como garantizar la privacidad es la libertad. Y no se puede recortar con arbitrariedad, sin control legal y democrático por mucho que el espacio público sea cada vez más privado.

Columna en Estrella Digital

Nota: Hace unas horas Twitter bloqueó la URL de la columna en Estrella Digital, al final la razón está en el malware de la web de la publicación.

jueves, noviembre 10, 2011

Gana la TV privada


Las televisiones privadas ganarán las elecciones del 20-N. Si los sondeos se confirman, el PP se apresurará a poner en marcha sus principales demandas: continuar la reforma de la televisión pública con las autonómicas y que los anuncios no vuelvan a RTVE. El responsable de Comunicación del PP, Esteban González Pons, promete a los dueños de la televisión comercial atender sus demandas y fusionar la Agencia Efe con RTVE. Ganan la televisión privada y unas arcas exprimidas por los 536 millones de pérdidas en 2010 de las cadenas públicas (casi 500 millones de las autonómicas).
González Pons no explica la responsabilidad de sus gobiernos en algunas de las autonómicas más onerosas, con deudas de 1.200 millones en la valenciana Canal 9 o de 240 millones en Telemadrid. Es difícil creer al PP. Su programa es ambiguo y avanza en la privatización de las autonómicas sin definir si mantendrá la titularidad pública. Pons prometió también el fin de la financiación obligatoria del cine español con el cinco por ciento de los ingresos de la televisión privada porque las cadenas son ya el gran pilar de la industria audiovisual.
La televisión pública actual no es sostenible, tanto por la abundancia de canales ni por su coste de casi 2.300 millones de euros al año en subvenciones. El PP asume la propuesta de la patronal para crear un solo canal autonómico con desconexiones territoriales, un modelo ya existente en Alemania y Gran Bretaña, y está dispuesto a discutir el fin de la publicidad, como en RTVE.
La televisión estatal está entre las más baratas de Europa, con 68 euros por hogar y año frente a cien de las autonómicas. Los nuevos gobiernos regionales ya han empezado a rebajar sus aportaciones, pero no es suficiente.
El PP asume un cambio de modelo que requiere consenso y discusión. El telestado no puede ser una discusión perenne. Se enfrentan dos modelos sin abordar las necesidades de un nuevo servicio público digital y de una reestructuración de la industria audiovisual para un futuro multiplataforma y bajo demanda.


Columna en los diarios de Vocento

martes, noviembre 08, 2011

Google+ quiere la relevancia social de los medios

Los medios deben estar atentos a los cambios en Google que obligan a diseñar la relevancia y el posicionamiento en una plataforma integrada de buscador, navegador, aplicaciones y red social. Entre el 30 y el 50% del tráfico dependiente del buscador en la mayoría de los medios está en juego. Google ha encadenado una serie de cambios en su algoritmo y en Google+ a los que el SEO debe estar atento para repensar los tiempos de publicación, la identificación de los artículos y las relaciones de contenidos, marcas, medios y usuarios en un universo cada vez más integrado.


Los periodistas son cada vez más importantes como marca personal. Google ahora los indexa y muestra en los resultados de las búsquedas en Google News.
La herramienta para destacar la autoría y la relevancia es Google+, la red social del buscador que está empezando a convertir en un elemento clave de su adaptación a la red de las personas, donde las relaciones son tan importantes como el contenido.
Pero en la propuesta de Google a los periodistas hay un exceso de control del negocio y una alteración de la relevancia. Google no destaca a los mejores periodistas ni a los más relevantes por sus contenidos o su presencia y seguimiento en las redes, sino sólo a los que están en Google+ por encima de su actividad en Twitter, la preferida por su carácter de distribuidor de información, o en Facebook.

Google anunció ayer la entrada de marcas y medios con perfiles en Google+. Presencia corporativa en la red social como ya ocurre en las otras redes. La intención es conectar "personas, lugares y cosas", de "negocios locales a marcas globales", deja claro Vic Gundotra, vicepresidente de Ingeniería, en la presentación donde se avanza la posición privilegiada de las marcas con página en Google+ en los resultados del buscador gracias a Direct Connect: "para transformar búsquedas en valiosas conexiones".
El posicionamiento en el viejo algoritmo incluye ahora la acción social y de marketing, tanto de las marcas como de los medios.
Google demanda actividad y promoción de su plataforma para obtener el máximo rendimiento de su botón +1 -su versión del Like de Facebook- y premia a quienes más le ayuden a fortalecer su red social, por ahora con 40 millones de usuarios y relativamente baja actividad, muy lejos de sus competidoras.
Pero a esa integración social y su impacto en el buscador hay que sumar la que se consigue en los anuncios contextuales y sobre todo en la plataforma integrada en la que se está convirtiendo Google.
Google y sus datos se extienden e integran por el buscador, la publicidad contextual, el correo electrónico, el navegador Chrome y el sistema operativo Android, además de sus aplicaciones en iOS de Apple.
Ninguno de sus competidores tiene una extensión y dominio semejante de las plataformas. Están presentes en ellas, pero no manejan sus datos y operativa.
La relevancia y el posicionamiento en el universo Google dependen cada vez más de una estrategia integral y de marketing social más allá del SEO. Una estrategia donde Google pide esfuerzo a los medios y marcas para mejorar sus resultados. Una alianza donde el marketing altera el viejo sueño de la transparencia y objetividad del algoritmo.

Por último, Google ha cambiado sus resultados para primar el contenido más reciente todavía más de lo que ya lo hacía. El impacto en los medios se agudiza:. No sólo obliga a volver a pensar en la actualización, el ritmo de publicación y su vinculación con Google+ para aprovechar el marketing y el flujo social: fuerza a revisar las estrategias de volcado de las ediciones impresas, que en muchos medios continúan siendo la parte fundamental del contenido tanto en cantidad como en calidad.
¿Cuál es la mejor hora para publicar los contenidos de la edición impresa? ¿Cómo administrar su redistribución en el flujo social y la aparición en las búsquedas?
La gestión en tiempo real del SEO se acentúa y orienta a los medios hacia las nuevas herramientas de análisis en tiempo real, que sustituyen a las mediciones tradicionales con períodos de análisis más amplios.

Google propone mayor integración en su plataforma y su negocio a los medios para seguir rentabilizando sus contenidos. Al esfuerzo en contenidos y publicación (volumen y actualización), además de todos los requerimientos de las páginas para aumentar su rapidez de descarga y estructura de indexación, Google anhela ahora las relaciones, el engagement entre medios, periodistas y audiencia, el valor clave en el nuevo paradigma de la información y los medios sociales.

Un debate a dos tiros

La campaña se jugaba a un solo tiro en televisión. Rubalcaba sólo tenía una bala: movilizar a la izquierda indecisa y desconfiada con el miedo a la derecha. A Rajoy le bastaba con un tiro: el miedo a la crisis. Los dos esquivaron al otro, el candidato popular con mortero bombardeando las miserias del gobierno de Zapatero. El socialista apuntando con precisión a los resquicios del programa del PP.

Análisis para Estrella Digital

lunes, noviembre 07, 2011

Reiniciar el debate

Leer los detalles del encorsetado y atado y bien atado debate entre Rubalcaba y Rajoy es un insulto a la democracia y a los ciudadanos.
Por eso no extraña que la respuesta en las redes sociales sea contundente. Temas, tiempos, posición de los candidatos y la cámaras, movimientos y, sobre todo, sin público, la triste imagen de la lejanía entre políticos y ciudadanía.
PP y PSOE no aceptaron el debate abierto en internet y plantean un debate con mordaza entre dos candidatos perdedores entre los que elegirá sin pasión ni confianza una ciudadanía cada vez más indignada, como ha vuelto a demostrar el último sondeo del CIS.
#Reiniciaeldebate es la respuesta a la pantomima de R&R.

Columna completa en Estrella Digital

sábado, noviembre 05, 2011

La red contra la telebasura

No todo vale. Los excesos de la telebasura indignan a muchos. Los de la publicidad y los planificadores, también. Cuando el periodista Pablo Herreros decidió emprender una campaña contra La Noria, el programa de Telecinco, promovió un boicot contra los anunciantes, que han ido retirando sus anuncios del espacio de Jordi González. La telebasura, asediada. Pero junto a la responsabilidad de sus promotores es imprescindible reclamar la de los planificadores que venden audiencia sin pudor ni criterios, la de los anunciantes y publicitarios inmunes a la vinculación de las marcas con ciertos contenidos, y la de quienes se benefician sin recato de quien más paga a sus tertulianos y practica periodismo basura de chequera y sensacionalismo.

La telebasura es imperialista. Avanza sin freno ni controles en todo el mundo. Temporada a temporada va un paso más allá para seguir atrayendo a una audiencia atrapada por el desenfreno emocional de la telerrealidad. Las miserias de la tele hacen más llevaderas las propias:efecto placebo. La audiencia devora sensacionalismo para ebitda de algunas cadenas. Los publicistas aseguran ingresos y GPRs, los anunciantes pagan gustosos. Muy pocos se niegan a colocar sus anuncios en los programas de mayor audiencia y planificadores y cadenas abusan del reinado comercial de la televisión.

Algunos se preguntan si la retirada de la publicidad de La Noria es sincera y porqué tantos anunciantes mantienen sus spots en otros programas de similar calaña. En la discusión en las redes surge la duda de si un boicot semejante tendría éxito contra un medio por su información o su posición editorial sobre temas polémicos. Pero esa discriminación siempre ha existido. La publicidad compra sobre todo volumen de audiencia pese a las promesas de segmentación y la selección de perfiles de público.

Protestas como la campaña contra La Noria son una pequeña terapia contra la impunidad y los abusos. Demuestran a los anunciantes que ya no se puede tratar a la audiencia como una mercancía y que las marcas están obligadas a escuchar y a comportarse como sus clientes esperan. Casi 15.000 personas han firmado la carta contra La Noria. No son muchos, pero su poder es grande porque los tuits y retuits de las redes despiertan la curiosidad de los medios, multiplican el debate público y llegan a las páginas sociales de los anunciantes para reprocharles el mercantilismo de sus conciencias.

A la espera de la autoridad audiovisual (CEMA) prometida en la Ley Audiovisual y frenada por los intereses de cadenas y políticos, la sociedad da un paso al frente. Es la mejor y más democrática fórmula de vigilar los excesos de los medios. No es perfecta ni está exenta de riesgos, pero la ciudadanía crítica es preferible a la dictadura del audímetro.

Columna en Estrella Digital

jueves, noviembre 03, 2011

Programas para el telestado

La sociedad de la información está en los programas de los partidos. Rajoy y Rubalcaba se han acordado de internet y las redes de nueva generación, del gobierno abierto, la Administración sin papeles y del canon digital. Pero sobre todo de la crisis del telestado con la TDT y los males de las televisiones públicas. Rajoy aprovecha todas las polémicas de la cibersociedad contra el Gobierno y Rubalcaba abandona sus enmiendas a la política de Zapatero para apostar por la continuidad.

El PP quiere los votos de los indignados contra la ley Sinde y promete un canon digital solo por «uso efectivo» de las obras. Como reclaman sus barones, el PP pretende atajar el telestado con techos de deuda y presupuestos. Pero nada de privatizar las televisiones autonómicas, Rajoy se conforma con aumentar la participación privada en medios de titularidad pública. Un paso más en la privatización de la gestión y la producción sin renunciar al control de la gran máquina de propaganda.

El PSOE reivindica el Plan Avanza y los miles de millones de subvenciones, la reforma de RTVE -tan criticada por el PP- y a las televisiones autonómicas. Insiste en crear un Consejo Audiovisual (CEMA) y lo multiplica con émulos autonómicos mientras el PP lo reduce a una única autoridad de la convergencia integrada con la CMT.

Rubalcaba no reniega del canon ni de una protección de la propiedad intelectual que no favorece el desarrollo de nuevas ofertas y medios digitales. Los socialistas se acuerdan del IVA de los ebooks para rebajarlo al 4%, como los viejos tomos de papel. Muchas promesas y poco plan.

Ninguno define un nuevo servicio público digital más allá de una televisión pública cuya financiación y objetivos son inciertos. A ambas propuestas les falta política: visión de una sociedad que, además de instrumentos, precisa de nuevos principios de colaboración para compartir más y entenderse mejor. Un estado plataforma con mecanismos para una sociedad más participativa y creativa, con menos barreras a la innovación. El telestado vuelve a condicionar un futuro con más pantallas en busca de más sociedad.

Columna en los diarios de Vocento