Wednesday, February 22, 2012

El País de la convergencia

El País ya es una sola marca en todas las plataformas. No es sólo una estrategia de branding, sino una declaración de convergencia entre el diario y su edición digital. El periódico de Prisa estrena rediseño y un cambio de plataforma tecnológica con el objetivo de convertirse en un solo medio, con información en tiempo real, secciones dinámicas y un editor (WCMS) adecuado para una redacción que trabaje en tiempo real, primero en la web, y después en el papel.
La nueva web de El País completa los cambios que arrancaron en mayo de 2011 con el lanzamiento del nuevo portal de Política. A partir de entonces se ha seguido trabajando en una nueva concepción de la redacción, la producción y la información que ahora se presenta en el rediseño.
El corazón del cambio está en la convergencia informativa y de redacción, y en la web semántica.
La convergencia permite replantear el trabajo de la redacción para acomodarla al orden natural de consumo de información por la mayoría de la audiencia y al flujo social de las redes. Junto a ese trabajo en tiempo real, una participación más decidida en las redes sociales (externas e internas) y mayor relación con los lectores y las fuentes a través de formatos como El Debate.
La web semántica permite explotar el potencial dinámico de los contenidos, las relaciones entre informaciones y el archivo con una estructura basada en etiquetas (tags).



A partir de esos principios, una nueva estructura de navegación.
Primero con un doble menú superior donde se destacan las seis áreas principales de información -como explica el director Javier Moreno en el vídeo- y después con secciones dinámicas a través de tags. El Está pasando que permite destacar mejor las grandes noticias en tiempo real.
La web se hace larga, larguísima y un tanto agotadora en mi opinión, con tres columnas donde convive la información caliente en la primera, el tiempo real servido por Eskup (la red social interna) junto a los grandes temas de las áreas destacadas, y en la tercera la vuelta a un menú vertical donde se despliega toda la oferta de contenidos, edición impresa, servicios, etc.
Las dos columnas principales permiten ampliar el ancho de la publicidad hasta los 400px para dar cabida a los nuevos formatos publicitarios, tanto desplegables como con mayor aprovechamiento de rich media.
En las noticias la información relacionada aparece anidada como en los foros para marcar mejor esa sensación de profundidad de la información y de extras que se van sumando a las informaciones en tiempo real.
El País avanza en una reestructuración completa de su identidad, su oferta y su negocio. Junto a los cambios organizativos y tecnológicos, una apuesta por la información gratuita, financiada por publicidad, en convivencia con la oferta de pago en soporte papel o en tabletas a través de Kiosko y más, el gran distribuidor de ediciones digitales de los editores españoles.
Un cambio para otra forma de acercarse a la información y al negocio con voluntad de mantener el liderazgo informativo de muchos años en papel y ahora a punto de lograr en la web en una pelea con El Mundo donde el diario de Unidad Editorial pasa por peores problemas.
En el cambio juega un papel relevante el equipo digital dirigido por Gumersindo Lafuente, Borja Echevarría y Raúl Rivero con el aprendizaje y las lecciones aprendidas en Soitu.es. Tanto que la imagen recordará a muchos el desaparecido medio.
El País aclara su apuesta y sale de la indefinición de los últimos años.

1 comment:

  1. Le han dado una vuelta completa al diario y se nota mucho la mano del equipo Soitu, tanto que a veces, se parece (demasiado) a Soitu.

    La gran pregunta del nuevo diseño es saber si solucionaron el buscador, ese gran quebradero de cabeza que no daba una en los últimos tiempos.

    ReplyDelete