Friday, March 09, 2012

El recorte en la TV pública amenaza los telediarios


¿Qué ocurrirá con la información televisiva con los recortes y la privatización de las televisiones públicas?
La fragmentación televisiva ha tenido un fuerte impacto en todos los ámbitos, pero uno de los programas que menos lo han sufrido son los telediarios. La oferta y la audiencia sigue concentrada en las grandes cadenas y en las autonómicas.


TVE lidera las audiencias desde hace 54 meses sin que sus competidores consigan achicar esos cinco puntos de audiencia que son la brecha de los telediarios públicos frente a los comerciales.
Las autonómicas son el otro bastión. Los programas informativos suponen el 29% de la audiencia de las autonómicas frente a un 16% en las privadas.
TV3 es la cadena con más peso de los informativos en la audiencia, un 45%, seguida de la Televisión de Galicia (39,6%) y La 1, con un 38,6%. El peso de los informativos baja en las autonómicas de segunda generación.
El peso de los informativos en la programación de las privadas es muy inferior. El 14,2% en Telecinco, por debajo del 13% en Cuatro y La Sexta, y un 28,5% en Antena 3, según datos de Barlovento Comunicación de 2011.
La 1 de TVE tiene casi la mitad de su programación centrada en los informativos y telediarios, un 47,8%, a la que se suma un 20% en La 2 y el Canal 24 Horas, el único superviviente nacional de información continua, a pesar de sus muchas limitaciones.


A los datos hay que sumar el análisis cualitativo. La escaleta de los telediarios públicos y privados es muy diferente. En los primeros domina la información política y de sociedad mientras los segundos son prácticamente magazines populares, con una fuerte tendencia al sensacionalismo y con los sucesos y las anécdotas como contenidos principales.
Pese a todas las limitaciones de los telediarios públicos y de las denuncias de manipulación política, especialmente en algunas autonómicas, se han creado audiencias distintas y muy poco permeables.
Es difícil que un televidente fiel de los telediarios de La 1 reconozca el país y la sociedad que retratan los informativos de las privadas. La afinidad es mayor entre telediarios de la televisión estatal y las autonómicas.
Los recortes en TVE y la privatización de la gestión de las autonómicas sacudirá el ecosistema informativo de la televisión. Los telediarios y Canal 24 Horas sufren los recortes, que se unen a sus propios problemas estructurales y de redacción. En las autonómicas se anuncian recortes sin garantías de aumentar la independencia de las cadenas.
Cuando una mayoría de la población continúa informándose por la televisión -más de ocho millones de audiencia diario de los telediarios-, la calidad y cantidad de los programas informativos no es baladí.
Uno de los grandes desafíos de la redefinición del servicio público.

6 comments:

  1. No es baladí... ¿O empezamos a aceptar que se hagan adultos estos espectadores orgullosos de su tele? Es que la escaleta de las públicas, por muy empeñadas que estén en sociedad o en política tampoco son precisamente un ejemplo de conocimiento y reflexión: más bien es papanatismo bienpensante que se presenta como informativo. Ah, esos momentos de operación retorno en el que están seguros de que los españoles se han escalanado (vamos, se han puesto de acuerdo) para volver a casa. Ay, esos consejos de oleda de calor para que bebas agua o camines por la sombra: toma sservicio público. La información real no está ahí a poco que se haga un análisis riguroso: como no es por falta de información circulando... no pasará nada si empeora (todavía más): total, es imposible tener contento a todo el mundo y tampoco está mal que la gente se esfuerce. A ver si va a ser culpa de los demás el que no busques lo que necesitas.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Tienes razón en que es imposible tener contento a todo el mundo pero, al menos, deberían esforzarse an tener contento a la ley, a la neutralidad y al rigor informativo. Tampoco es pedir tanto. Echa un vistazo en Andalucía:
      http://palabradehommer.blogspot.com/2012/03/arenas-movedizas-canal-sur-andalucia.html

      Delete
  2. Disiento. Que los telediarios de TVE o TV3 tienen errores, criterios editoriales con los que no estoy de acuerdo, etc. por supuesto. Pero son informativos que pretenden ofrecer información de interés general (la que obliga el servicio público). Los telediarios de las privadas son otra cosa. No se trata de si son mejores o peores, sino de una desviación clara hacia el sensacionalismo más básico.
    Tienen a favor que ocupan un espacio y función históricamente reservado a la prensa popular que nunca se ha desarrollado adecuadamente. En ese sentido son valiosos.
    Pero el servicio público necesita otra información, proximidad y lenguas, lo que no satisfacen las privadas.
    En cuanto a la cantidad de programas informativos, los datos cuantitativos son elocuentes.
    Dices "la información real no está ahí a poco que se haga un análisis riguroso". Puede no estar, pero seguro que dónde no está, y menos en cuanto a cobertura territorial, es en las privadas. A pesar de las nuevas privadas autonómicas, de audiencia por ahora muy escasa.
    Y por supuesto que falta mucha información circulando. Muchísima. Lo que sobra es redundancia y ruido.
    El servicio público debe dedicarse a eso: mejorar la calidad de los informativos, centrarse en el interés general de la información (para los otros intereses está el mercado), cobertura de proximidad, en la lengua correspondiente y mucha información ciudadana, de auténtico servicio público.
    La información de calidad y las minorías están en la raíz de la definición del servicio público. Y cada vez es más necesaria, no al revés.

    ReplyDelete
  3. Muy bueno el blog.
    Los felicito.

    ReplyDelete
  4. Imaginaba que disentirías, Juan. Lo entiendo: pero tengo una visión multimedia. El hecho de que las televisiones cubran o no cubran con fondos públicos no quiere decir que no haya "alguien" que lo cubra y en todas las lenguas con medios audiovisuales o no. El interés general es, como el sentido común, que es el que menos existe, el menos general del mundo: es una herencia de la comunicación de masas y del proceso de creación de agenda en pocas manos presuntamente cualificadas y, esencialmente, filtradoras. Todo está ahí... solo que tiene que elegirlo la gente. La información televisiva es un espectáculo siempre, aunque se vista de seda, y lo tienes en la medida en que pelean por share y rating: no hay minorías para ellos, las minorías hoy se lo pueden montar ellas solas, como se ve cada día en la red. La calidad, oh, la, lá, es otro criterio subjetivo. No existe la calidad: existen percepciones y relatos a la medida de que cada exigencia intelectual, background, etc. etc. ¿Proximidad? Será porque no hay webs,... Lindo siglo XX que agoniza acosado por los bárbaros.

    ReplyDelete
  5. This is great and really informative.. I'll keep following your web and your article, thanks for sharing :)

    suksestoto

    ReplyDelete