Wednesday, June 27, 2012

El anunciado cierre del gratuito Qué


El gratuito Qué cierra, al menos en papel por ahora. Vocento pone fin a la peor inversión del grupo posiblemente en toda su historia. La historia de Qué empezó como una apuesta de Recoletos para unir la información gratuita en papel e internet, lanzamiento como agregador de blogs en internet y orientación a los jóvenes como público principal.
La llegada de Belarmino García a Vocento y su nefasta gestión de seis meses como consejero delegado dejó al grupo con un proyecto imposible de rentabilizar. Vocento lo compró en 2007, en lo más alto de la burbuja periodística, por 132 millones y acumuló otros 22,4 millones de pérdidas directas, sin contar los costes de reestructuración de estos años.
La inversión en Qué no sólo apostó por un modelo de gratuito popular y tendente al sensacionalismo difícilmente rentable. También acabó con el proyecto de crear una red de gratuitos locales nacidos en cada uno de los mercados regionales del grupo con El Nervión en Bilbao y Qué Pasa en Málaga como referentes.
La doble estrategia de prensa nacional de una marca de prestigio, ABC, y una gratuita, Qué, no convergieron en ningún momento y han acumulado pérdidas en los últimos años. La plantilla actual supera las 50 personas y habrá que esperar a ver si sobrevive en internet, como Público, para saber cuántos trabajadores se quedan.
Qué es el último de los gratuitos nacionales en cerrar después de Metro y ADN. La crisis de la prensa y el avance de nuevos soportes como el teléfono móvil han mermado su atractivo y un negocio en el que siempre estuvo su debilidad.
Los gratuitos han contribuido a la innovación en la prensa impresa y digital durante su decenio largo de vida. Han creado lectores, han acercado la información a los ciudadanos, han apostado por la utilidad y han promovido la lectura de los diarios de pago.
Pero con una caída a la mitad de la publicidad en prensa desde 2008 su facturación también se ha reducido a casi una tercera parte. Los dos supervivientes, 20 Minutos y Qué, facturaron 32,4 millones en 2011 frente a 62 millones en 2008. Y 20 Minutos, el pionero en España y ganador de esta batalla de desgaste, concentra dos tercios del negocio y la mayor parte de la audiencia: dos millones de lectores frente a 1,33 de Qué.
Para 20 Minutos el cierre de Qué es una oportunidad. Si capta un poco más de un tercio de su negocio volverá a equilibrar sus cuentas y si supera esa cifra volverá a los beneficios. Pero el sector pierde una cabecera importante, lo que contribuye a debilitar el soporte para el mercado y la audiencia.
Los gratuitos todavía son fuertes en otros países de Europa como Francia o Gran Bretaña, pero también sufren en el centro y norte de Europa (datos de Piet Bakker).
En España la pasión por los smartphones y la debilidad de su modelo de negocio (como ya analizaba hace unos años) se unen a la crisis de ingresos de la prensa para acelerar su caída.
Con una sola cabecera nacional, es el momento de la reinvención de un negocio que explota la gratuidad en varias plataformas.

Más en ¿Aguantarán la crisis los diarios gratuitos?

1 comment:

  1. Crónica de un cierre anunciado !

    Mark de Zabaleta

    ReplyDelete