sábado, abril 28, 2012

Política en las redes: ni olvido ni silencio

El ministro De Guindos no citó al IVA al anunciar la próxima subida de impuestos, pero internet se incendió imparable y a los pocos minutos la palabra silenciada ya era trending topic en las redes sociales. Las fotos y la campaña del PP de hace dos años contra la subida del IVA corren por internet junto a las numerosas promesas de no subir el impuesto al consumo. Las hemerotecas están vivas y no dejan mentir ni engañar. Hace tiempo que internet es un gran archivo donde no hay derecho al olvido. La transparencia radical que impone cambia la agenda, los políticos ya no son impunes al tiempo real ni a la crítica en las redes. El tiempo del control de los mensajes ha pasado, quizá por eso arrecian los intentos de controlar internet.

Columna completa en Estrella Digital

viernes, abril 27, 2012

Futuros del periodismo: medios contextuales

El resumen de mi charla en Berria sobre la necesidad de cambiar los productos y el negocio del periodismo para construir medios contextuales: adaptados a un consumo ubicuo y en movilidad, con abundancia de oferta y donde la demanda vuelve a ser la clave a través de recomendaciones (redes sociales) y aplicaciones.
Una edición pensada para diferentes soportes, con varios interfaces y diversas actitudes de consumo por el público.
Cambios en el periodismo y en un negocio donde la exposición deja de ser la clave para buscar las relaciones y las transacciones. Filtros de demanda y rentabilidad.

jueves, abril 26, 2012

La factura del niño

Federico se encontró con un recibo de 500 euros en su iTunes. Inexplicable hasta ver la retahíla de actualizaciones de juegos. Su hijo cayó en la trampa de los pagos en las aplicaciones con el frenesí del clic de un dedo. Federico se considera culpable por dejar su contraseña activada y no vigilar suficientemente de cerca a sus hijos. Otras familias no son tan comprensivas y la trampa de la facilidad de los pagos virtuales ha acabado en crisis y enfados. Apple y Facebook se enfrentan de nuevo a demandas en Estados Unidos por no controlar suficientemente las compras de los menores de edad.

Muchos nativos digitales son también hiperconsumidores compulsivos, acostumbrados al tiempo real, a poder acceder a todo y ya. Tanto Facebook como Apple piden control paterno o de un tutor para las compras de los menores, pero la realidad es bien diferente. Una gran parte de las aplicaciones son 'freemium': ofrecen su servicio gratis para cobrar por actualizaciones o complementos. La obligatoriedad de reintroducir la contraseña y los 15 minutos de vigencia introducidos por Apple muchas veces no son suficientes.

Algunas familias utilizan diferentes contraseñas para evitar problemas, pero los peligros de la identidad digital y la comodidad de los pagos digitales acechan. Las empresas luchan por conseguir el número de la tarjeta de crédito de los usuarios para facilitar su negocio; los usuarios, para comprar con un clic, sin esperas, pero la factura a veces puede ser demasiado onerosa.

El control de los menores en el mundo digital es una pugna constante. Las autoridades piden a las empresas más control, muchos padres se hacen amigos de sus hijos en las redes sociales para vigilar qué publican y comparten, pero casi ninguno cierra a los menores el atractivo y las oportunidades de las nuevas pantallas. Consumidores y empresas necesitan más confianza. La facilidad en las compras no debería estar reñida con la posibilidad de deshacer errores y pagos indeseados bajo ciertas condiciones. Los bienes comprados son virtuales, pero el daño es a menudo muy real.

Columna en los diarios de Vocento

sábado, abril 21, 2012

Golpe gubernamental a la televisión pública

El presidente de RTVE lo nombrará el gobierno con mayoría simple en el Congreso. Fin del tímido intento de independencia iniciado con la creación de la Corporación RTVE en 2006. Rajoy y el PP sentenciaron a la televisión estatal nada más llegar al poder y ahora formalizan su control con un presupuesto disminuido, sin rumbo, sin modelo de servicio público alternativo y sin pudor. El golpe gubernamental a la televisión pública se completa con la vía para privatizar las televisiones autonómicas, cerrarlas y repartir sus licencias, y acabar con los límites a la producción externa.

Columna completa en Estrella Digital

jueves, abril 19, 2012

Patagonia

Autocensura. La TVE asediada por un gobierno hostil, quejoso de su tratamiento informativo, cancela el capítulo Patagonia de la serie Españoles en el mundo. El recelo no ha podido con el recuerdo de Santa Cruz, corazón de esa tierra y donde Cristina y Néstor Kirchner forjaron sus carreras políticas. Un programa pensado para mostrar a la gente y cómo vive entre otros sucumbe a la desconfianza y el exceso de celo. La gente, argentinos y españoles que tanta sangre, lazos, familias, historias y pasiones compartimos, es víctima del patriotismo y los desplantes de la expropiación de YPF. Sobran gestos grandilocuentes, propaganda y censuras que convierten un conflicto económico en una brecha entre personas.

Cristina Kirchner es mujer de gestos y frases extremadamente cuidadas. Al anunciar la expropiación de la petrolera levantó un frasquito de petróleo centenario, extraído de los primeros pozos argentinos, rematado con la bandera argentina como lazo. A su lado, algunos ministros jaleaban y aplaudían como cuando Riquelme levanta La Bombonera en una jugada de Boca. Un anuncio, un gesto emotivo y un desplante: el gráfico en trompa de elefante de las miserias energéticas.

El gobierno Rajoy se siente agredido, España atacada. Anuncia medidas contundentes, de esas que la secular práctica diplomática aconseja tomar con respaldo de otros y no anunciar. Las tertulias se incendian con la llama del combustible negro.

Mercedes, Miguel, Isabel o Manuel siguen contando su historia patagónica en la web. Para quien quiera verlos, en España, Argentina o donde sea. Más allá de los gobiernos, las empresas y los conflictos políticos y económicos está la gente, la que se reconoce, encuentra y entiende sin los grandes gestos que tanto suelen ocultar.

Latinoamérica sufre el castigo de la falta de solidaridad. Un divorcio ancestral entre parte de su población más rica, viejos criollos, y el pueblo. Cristina y Repsol pasarán. Tenemos la memoria común, la vida y tantos sentimientos. Dejar que la censura y la propaganda nos separen es un mal mucho peor que las desdichas de Repsol.

Columna en los diarios de Vocento

lunes, abril 16, 2012

El rey, Rajoy y la fragilidad de los líderes


El rey cazando elefantes. Pocas imágenes con mayor simbolismo: el representante de una institución agotada matando animales en extinción. Rajoy bajo el síndrome de La Moncloa poco después de cumplir cien días en la presidencia, silente como siempre, escapando de los periodistas en el Senado. Incapaz de explicar y defender sus recortes económicos a los ciudadanos después de que sólo se le oyera gritar en los mítines andaluces para defender a un candidato defenestrado. La oposición socialista, inútil, atrapada por los errores de los mandatos de Zapatero y con un líder que es sólo pasado. Las grandes empresas, aferradas a un mercado en recesión, agarrándose al desmonte de los reguladores para sostener sus privilegios y posición. La mayoría, lejos de sus clientes, a los que cuidan sólo cuando la competencia aprieta.
Hacen falta otros líderes y nuevas ideas. Frente a la historia, el dominio de los mercados o el convencimiento ideológico, mejor los capaces de escuchar la pluralidad de voces que reclaman una nueva política y otra inteligencia.


Columna completa en Estrella Digital

jueves, abril 12, 2012

Project Glass: con Google en el ojo


Google llega a los ojos. En la busca del aparato perfecto del ciborg sentimental, esa identidad tecnificada, social, consumista y emocional que domina a los usuarios de las nuevas tecnologías. Google presenta Project Glass, su prototipo de gafas de realidad aumentada. Un paso inevitable en la integración del móvil, redes sociales, aplicaciones, búsquedas y geolocalización con los usuarios. El camino más rápido para potenciar los sentidos y el conocimiento: superar la biología con tecnología. ¿Queremos vivir en un mundo filtrado por la visión de Google o cualquier otra megaempresa tecnológica?

Los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, son fervientes seguidores de Raymond Kurzweil y la singularidad, una tesis para transcender la capacidad humana más allá de las limitaciones biológicas gracias a la tecnología. La realidad aumentada y su materialización en las aplicaciones móviles, su aplicación más cotidiana, se perfeccionan con esas gafas que sitúan las ventajas del universo del teléfono inteligente más cerca del cerebro (ya se investiga con lentillas), todavía con un aparato exógeno antes de su implantación en nuestro cuerpo.

Ver a través de las gafas de Google resucita fantasmas luditas y antitecnológicos, pero también incógnitas sobre la información que nos rodea y nos llega en la vida cotidiana, quién la domina, cómo se filtra, la privacidad y la apertura de los sistemas para su control por los usuarios o su cierre en plataformas tecnológicas y comerciales. ¿Visión potenciada o una mirada consumista y comercializada?

Project Glass ha elegido una visión lúdica y despreocupada para su presentación. El protagonista del vídeo se relaciona en las redes sociales, vive disfrutando sin asomo de trabajo u obligaciones, se sorprende y fotografía grafitis y toca el ukelele. El ciborg sentimental, consumista, dominado por emociones y relaciones, frente al ideal ilustrado del ciudadano libre y racional.

Las gafas de Google son un proyecto que rescata de la ciencia ficción la expansión del universo móvil y las aplicaciones. Pero también una visión de nuestro futuro y un aviso sobre cómo veremos el mundo que estamos creando.

Columna en los diarios de Vocento

miércoles, abril 11, 2012

Facebook se adueña con Instagram de la imagen etiquetada

Si todo existe para acabar en una fotografía, como nos advirtió Susan Sontag, entonces la compra de la aplicación de móviles Instragram por Facebook es un buen negocio. Facebook se hace dueño de la mirada compartida y las imágenes etiquetadas de la gente. El precio, una cuarta parte de su facturación de 2011: 762 millones de euros (mil millones de dólares) por una empresa sin beneficios, pero que ya cautiva a 27 millones de usuarios que multiplicará con el lanzamiento de su aplicación para móviles Android.

Las fotos son el flujo social tanto como los textos cortos y los enlaces de los usuarios en las redes. La vida está llena de instantes decisivos, pero también de pequeñas imágenes y recuerdos con los que construir la memoria personal, del amor, la amistad y la colectiva. Quien posee las imágenes se adueña no sólo de una parte importante del conocimiento, sino sobre todo de la emoción y los sentimientos, la base del engagement (consumo y fidelización) de los usuarios con los servicios digitales.

Facebook lo sabe, como antes los pintores rupestres, las religiones, el poder institucional y la televisión, soberana de la atención y el tiempo de consumo sin amenaza hasta la aparición de las redes sociales. Con la aplicación Instagram se toman imágenes a un solo clic –a las que luego se aplican filtros profesionales o artísticos- mientras la aplicación de Facebook para iPhone necesita seis clics para captar una foto.

Mark Zuckerberg sabe que no se puede dominar la atención y el engagement de los nativos digitales, hijos de la cultura de la imagen, sin simplificar su comunicación y su muro de imágenes.

Somos una imagen etiquetada en la red social. La gente y la realidad son publicadas, compartidas y etiquetadas en las redes sociales. La vida es una fotogalería donde el ojo de los otros construye tu imagen. Facebook necesita una aplicación como Instagram para mantener su primacía en las redes sociales. El teléfono móvil es la cámara universal y el muro de imágenes la extensión de la personalidad y el lugar de encuentro muchos usuarios.

Zuckerberg cree dominar el álbum de fotos bien vale 33 dólares por usuario, mucho más de lo que por ahora consigue Facebook por cada uno de sus 850 millones de perfiles.

Columna en Estrella Digital

jueves, abril 05, 2012

Carta de ajuste

Recortes. Es el mensaje tras el código QR con el que se han presentado los Presupuestos del gran ajuste. Un mal augurio para un sector audiovisual sin señales de nuevo modelo.

En pantalla solo una dura carta de ajuste. Rajoy y su gobierno no sintonizan la televisión y el cine futuros. Dos años después del apagón analógico, la TDT vive una crisis anunciada y la vuelta al duopolio de las grandes cadenas privadas: Telecinco y Antena 3.

La TDT apaga los nuevos canales y las viejas privadas mantienen el poder pese a la caída de la publicidad. La televisión pública está en derribo, el audiovisual hace cábalas sobre el futuro de la producción sin apuesta decidida por los nuevos negocios digitales y el cine agota un modelo de subvenciones ineficiente sin alternativa a la vista. Un paisaje devastado que puede dejar solo despojos y pérdidas tras lo invertido tantos años.

RTVE se hunde. Sigue sin presidente tras la dimisión de Oliart en julio de 2011 y sus ejecutivos comienzan a huir antes de ser cesados. Un Consejo de Administración sin confianza ni revovación es incapaz de tomar decisiones para planificar el recorte de más de 200 millones de euros de presupuesto.

El Gobierno no avanza más plan para la televisión estatal que la inanición y los partidos, enrocados en ideología, fobias y reparto de regalías ni dibujan alternativas ni renuevan el mando de la Corporación. De nuevo falta independencia y un modelo de servicio público. La audiencia de La 1 se desploma por debajo del 13%, la más baja de su historia, y solo el fútbol y los informativos resisten cuando las reposiciones y los viejos programas rellenan horas mientras se aparcan las nuevas producciones.

Los productores no atisban futuro. RTVE y las autonómicas han sido motores del crecimiento de una industria que pierde público y recursos. El recorte de un 35% en la financiación del cine -de 76 millones a 49- dejará butacas para películas extranjeras sin desarrollo de un negocio alternativo. Después del gran recorte debería haber un nuevo modelo para la convergencia. Por ahora, sin noticias.

Columna en los diarios de Vocento

miércoles, abril 04, 2012

Gran Hermano amenaza la privacidad

Transparencia no es indefensión. La pasión y los beneficios de compartir, en internet, en las redes sociales, en los teléfonos inteligentes, deben hacernos más libres y capaces, no más esclavos. Cuando un gobierno como el británico anuncia un plan  para espiar en tiempo real la actividad digital y los correos de los ciudadanos, Gran Hermano acecha. La política del miedo invoca oscuras amenazas –terroristas, económicas, etc.- para aumentar el control del poder. El plan británico choca contra la libertad de los ciudadanos y con el empuje legal para proteger su privacidad en las redes.

El anuncio del gobierno conservador de David Cameron coincide con la entrada en vigor en España de la nueva regulación sobre publicidad y marketing digital que obliga a las empresas a buscar elconsentimiento de los usuarios para vigilar su actividad en internet a través de cookies, el código que sirve para identificar su actividad e intereses. Mientras Europa debate el derecho al olvido, la capacidad de los usuarios de limpiar su pasado en las redes, planes como el británico recuerdan las amenazas de una sociedad cada vez más transparente.

Columna completa en Estrella Digital