martes, enero 22, 2013

La apuesta de Prisa por la Smart TV

Prisa es uno de los grupos españoles que más ha apostado por la televisión conectada. A pesar de la todavía tímida penetración (menos del 20% de las televisiones), y sobre todo el escaso uso de las aplicaciones en las Smart TV. Sólo un 18% de la audiencia online usa la televisión conectada, según el último informe Televisión 2.0.
La creciente convergencia de plataformas y de aplicaciones tanto para Android como en HTML5 permite planificar una estrategia multipantalla aprovechando productos y desarrollo.
Una estrategia donde la interoperabilidad entre plataformas es cada vez mayor, tanto en Smart TV como en descodificadores inteligentes (STB) y videoconsolas, además de la creciente posibilidad de conectar móviles y tabletas a la televisión inteligente.
La clave está en llegar a la audiencia a través de todas las pantallas con una oferta adaptada a los hábitos de consumo con acceso completo al producto. Encontrar la marca en todas las pantallas, independientemente de cuál se la preferida de cada usuario, permite aumentar consumo y engagement, además de rentabilizar los contenidos y la publicidad.
Tras una primera fase de lanzamiento de aplicaciones de sus principales marcas para Smart TV: Los 40, El País o As, Prisa continuará este año su estrategia con una apuesta centrada en la plataforma de Samsung, la de mayor éxito entre las televisiones conectadas por su facilidad para el usuario y la disponibilidad de aplicaciones.
El Huffington Post o MeriStation se unirán este año a la oferta de Prisa para las televisiones conectadas, según las previsiones de Javier Lasa, responsable de R&D en Prisa Digital.
Desde mediados de 2012, el lanzamiento de aplicaciones para Smart TV y Android ha permitido a El País superar las 256.000 bajadas y al diario deportivo acercarse a las 205.000, más de 461.000 en total.
La televisión inteligente es para ver televisión con más criterio, funcionalidades y capacidad de elección. La única killer app para la televisión convencional es aumentar las posibilidades de ver televisión con OTT (streaming, catch-up) y vídeo bajo demanda.


Navegar desde una televisión conectada es un dolor innecesario para un usuario que tiene a su alcance ordenadores, tabletas y móviles. Lo mismo ocurre con el uso de redes sociales y otras herramientas de participación y comunicación, más sencillas y cómodas desde las pantallas personales.
Pero nada como ver televisión cómo y cuándo se quiere, con aumento de oferta y funcionalidades a través de las aplicaciones. Un mercado en crecimiento donde la simplicidad de uso y el aumento de la oferta son claves.

3 comentarios:

  1. Interesante artículo...

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Gracias juan por el comentario

    Aunque una presentación sin contexto de exposición se queda un poco coja, he querido explicar nuestro acercamiento desde un punto de vista de reto tecnológico no de producto.
    o
    Aunque trabajo en compañías de medios desde hace mucho siempre he mantenido una visión de desarrollador independiente por eso las claves las busco no para afianzar oferta de media o broadcaster sino como un equipo independiente con conocimiento y con ganas podría hacer proyectos interesantes

    El acercamiento en este caso ha sido en clave de roto tecnológico y lo he intentado explicar en esta entrada en la que he incluido ejemplos de videos de productos

    http://javierlasacastro.wordpress.com/2013/01/24/claves-para-entender-una-area-de-rd-y-la-apuesta-multidispositivo/

    Un saludo
    javier lasa

    ResponderEliminar
  3. No creo que las nuevas generaciones se resignen a sentarse ante la TV y ver "lo que echen" cuando tienen la posibilidad de elegir películas, series, etc. desde su ordenador.

    ResponderEliminar