Monday, March 04, 2013

Peores telediarios


Los telediarios de TVE pierden el liderazgo tras cinco años y medio con la mayor audiencia. El deterioro en la calidad informativa y la manipulación política, denunciada por los propios profesionales de la pública, sumados al rechazo de gran parte de la población a la política del gobierno, empuja una huida hacia otras cadenas.
Telecinco es la más favorecida, seguida por La Sexta, convertida en referente de los televidentes más críticos con el gobierno Rajoy. Telecinco gana en audiencia media gracias a su primera posición por las noches, pero el resto de telediarios también crecen a costa de la pública y con la audiencia buscando contraste y versiones de una información poco creíble.
El PP vuelve a perder la batalla de la información en la televisión pública, como ya ocurrió durante el gobierno de Aznar y se ha repetido históricamente en Telemadrid –cuna de la actual dirección de informativos de TVE- y la valenciana Canal 9, dos cadenas sonrojantes por la manipulación política y el desprecio al derecho a la información del público que las paga con sus impuestos.
La política polariza la audiencia en un país indignado con la corrupción de unos políticos en los que confía cada vez menos. Pero la información importa. Los televidentes ven más televisión y también más telediarios. Unidos a las tertulias son el plato principal de la dieta informativa de mucha gente.
La pérdida de credibilidad y liderazgo de TVE empeora la información. En años anteriores los telediarios de la cadena estatal marcaron un referente de cierta calidad y rigor frente a las tendencias sensacionalistas y el abuso de la información espectáculo de los informativos de las privadas. Ese sensacionalismo y la banalización informativa han crecido en los últimos meses. TVE ya no es un freno.
La manipulación debilita la credibilidad de TVE, pero la pérdida de calidad en los informativos, con información superficial, menos rigurosa y peor desarrollada ha dejado de ser un filtro. Con el deterioro de la pública perdemos todos, por sus malos telediarios y porque no estimulan la competencia por una información de calidad.

Columna en los diarios de Vocento

4 comments:

  1. Un certero análisis de esta caída...

    Mark de Zabaleta

    ReplyDelete
  2. A mi lo que me parece curioso es que sea una especie de redención dejar de lado rtve por telecinco... y que lo centremos en independencias ideológicas y respetabilidad informativa: las tetas de Piqueras. Si la manipulación de la televisión pepera es más obscena es probablemente en buena parte porque el sesgo informativo de las televisiones psoe sea más aceptable para el conjunto de periodistas que juzgan los telediarios y le dicen a la gente lo que tiene que ver. Porque pensar que Fran Llorente no hacía elecciones ideológicas es, simplemente, burdo: sus elecciones le gustan más a los opinantes de telediarios. Al final, la gente lee periódicos y escucha tertulias para confirmar lo que piensa. Y cuando son escandalosas (léase Losantos) los hay que escuchan para indignarse con el enemigo.

    De todas formas, otra confirmación de que la televisión pública no tiene ningún sentido. Porque eso del derecho a la información y bla, bla y pensar que eso se garantiza o ejerce porque un gobierno paga a unos tribuletes para hacerlo... El derecho a la información consiste - o debiera consistir - en que yo pueda acceder a los datos y que pueda contarlos, no que tenga que sobrevivir no sé quién. Tampoco consiste en entrar en estadios a contar goles.

    ReplyDelete
  3. La radio no basta. Las emisoras no satisfacen a muchos oyentes aburridos de tanta música igual de comercial y aburrida. YouTube es el MTV del vídeo y para los más jóvenes el soporte fundamental de música gratis, variada y compartida. Ser dueño de los discos todavía es importante para muchos y los compran en formato digital (iTunes de Apple domina) o en CD

    togel online

    ReplyDelete